fbpx

El vínculo entre hijos y animales, y cómo enseñarles a tratarlos.

La llegada de un bebé a la familia puede ser un momento emocionante, pero también puede representar un desafío cuando ya tenés animales en casa. Te ofrecemos algunos consejos para lograr una introducción exitosa:

En primer lugar, es fundamental prepararse con anticipación. Antes del nacimiento, establecé reglas básicas de obediencia con tus animales. Asegurate de que respeten tu autoridad y respondan a comandos simples.

En segundo lugar, introducí objetos del bebé en casa antes de su llegada. De esta manera, tus animales se irán acostumbrando gradualmente a sus objetos y juguetes antes de conocerlo.

En tercer lugar, supervisá cuidadosamente las primeras interacciones entre tu hijo y tus animales. Mantené a tus animales con correa o en su área designada durante el primer encuentro y observá su reacción. Reforzá positivamente el comportamiento tranquilo, premiando a tus animales por su buena respuesta. Agility Wet es un alimento 100% completo y balanceado que puede ser de gran ayuda para este refuerzo positivo, recordá que esta porción de alimento que vas a utilizar debe ser parte de la ración total diaria, para evitar sobrealimentarlo.

En cuarto lugar, establecé límites claros. Enseñale a tus hijos a respetar a los animales y a tratarlos con cuidado. Hacé hincapié en que no deben molestarlos mientras comen o descansan.

Por último, brindale amor y atención tanto a tus hijos como a tu perro o gato. Asegurate de que ninguno de ellos se sienta descuidado después de la llegada del bebé. Dedicale tiempo de calidad tanto a tus hijos como a tus animales para mantener el equilibrio en la familia.

Siguiendo estos consejos, vas a poder lograr una armoniosa convivencia entre tus hijos y tus animales, construyendo una relación segura y afectuosa entre ellos.

NOTAS RELACIONADAS

La influencia de la música en la salud de tu mascota.

La influencia de la música en la salud de tu mascota.

La Influencia de la música en nuestras mascotas: una armonía que afecta a todos. La música, con su capacidad para emocionar, relajar y motivar, no solo tiene efectos profundos en los seres humanos, sino también en perros y gatos.  Calmando los nervios y aliviando...